miércoles, 7 de enero de 2015

Hay que hacer el amor detrás de las cortinas



Hay que hacer el amor detrás de las cortinas, hay que dejarse caer, sentir de a pedacitos.

Fingir otro mundo, mirar, tocar, callar, sentirse un héroe de sutiles gemidos, oír con atención al otro, pero al mismo tiempo que está ahí; con usted detrás del telón de infinito tamaño, color, textura y contexto.

Hay que probar amor en muchas partes sin olvidar hacerlo detrás de las cortinas, con ligereza, fuerza y ritmo que no condicione y prive la vida cadenciosa que posa a través de la incoherencia del tiempo y el sabor.

Hay que hacerlo, haciéndolo con amor, es bueno para la salud de los despistes, los malos respiros, la memoria y la vida misma.

A pálpitos y al prólogo de Cuentos de Eva Luna



#Spontané
@lorenaylonen