sábado, 30 de abril de 2011

Jodiendo a un turco

Bugün sadece, bugün, bugün

La cabeza está envuelta, enceguecida con ese telón de aromas turcos. Solo ve la noche y el desespero que aún no explica. Biraz bilerek yoruldum.

La cabeza hace mucho no siente sobriedad. Pero tan solo hasta hoy, bugün sadece, un Don yok reboso el mundo. Çildirtici, es un estúpido, es un insaciable.

Era un vudú turco, un rito obstinado, una traducción ilegible pero conectaba: “her zaman aptal, ama cahil degil”.

Era ese olor turco que servía de vista, era ese zoom útil para el impacto, era ese don nadie a que se oía para poder servir de un entendimiento. Yok… yok… yok.

Y aunque es un viejo asecho de un extremo mundo, tiene el acento que extrémese con estasis insoportables la inercia y vuelve ansiosa la irrealidad “puta madre que barba la que poseía”.

Todo agotó y aún no se ve ni en un instante el alma que acompaña la enceguecida cabeza… seny seviyorum gece, ve belki ayna.

Publicar un comentario